- Porque esta ciudad, como todas las ciudades, no dice su pasado pero lo contiene como las líneas de una mano -

junio 28, 2007

EN PLAZA COLOMBIA

Historia, drama y tragedia

Es la manzana comprendida por Avda. Montes de Oca, Isabel La Católica, Brandsen y Pinzón, en el Barrio de Barracas, hacia el sur de la ciudad; en época colonial formaba parte de una quinta, siendo el centro de la Plaza, el lugar dónde se hallaba la residencia.

Una placa lo recuerda :
"En este solar se encontraba la Casa de Don Martín de Álzaga, español residente de Buenos Aires. Confabulado contra el gobierno patrio y fusilado el 6 de julio de 1811".

Los Álzaga llegaron desde España hacia 1770; llegando a contar entre sus miembros con un regidor y alcalde de la ciudad en época virreinal.
Don Martín de Álzaga, personaje de destacado protagonismo en la defensa de la ciudad, durante las Invasiones Inglesas (1807), pero fiel a España, participó de un levantamiento que le valió ser ajusticiado en Plaza de Mayo en 1812.
Fue un nieto de él, otro Martín, "el hombre más rico de su época", quién en un arrebato de pasión madura, se enamoró de Doña Felicitas Guerrero Cueto.



Una belleza de su época


Con solo 16 años, aristocrática, acaudalada, desenvuelta y apasionada; era hija de Don Carlos Guerrero, agente marítimo porteño de prestigio y de Doña Felicitas Cueto, emparentada con la familia de los Gorriti.
Solicitada por el anciano caballero, es de suponer que debió olvidarse de sus sueños e ilusiones, y a pesar de su resistencia, acceder al matrimonio. Fruto de éste nació un niño, bautizado Félix, que lamentablemente falleció antes de los seis años.

El dolor por la pérdida quebrantó la salud del marido, quién falleció el 17 de Marzo de 1870, designando heredera universal a su esposa. Así quedó Felicitas "joven, viuda y estanciera"; con 22 años, dueña de una fortuna calculada en 60.000.000, con propiedades, tierras y ganado.

Luego de guardar el luto prudencial, y al tiempo que administraba personalmente sus bienes, comenzó a retomar su vida social, rodeándose de buenos amigos y pretendientes. Entre ellos estaba Enrique Ocampo, de buena familia y tío de la escritora Victoria Ocampo, quién acabaría con la vida de ambos.
Despechado, desplazado de la vida y del corazón de la viuda, por Samuel Saenz Valiente, un rico hacendado; en un confuso episodio, la baleó por la espalda, para suicidarse después.

Triste y trágico final de quién fuera considerada por el poeta Guido Spano, "la mujer más hermosa de toda la república"; falleció en la madrugada del 30 de Enero de 1872. Tenía solo 24 años.

En honor a su memoria, sus padres decidieron levantar un templo.

La Iglesia




Isabel La Católica 502

Ubicada al pié de la Barranca de Santa Lucía; es el edifico con influencias germanas más importante de la ciudad y del país.
Obra del arquitecto Ernesto Bunge, formado en Berlín, está considerada como el único ejemplo, fuera de Alemania, del tipo de arquitectura característico del imperio alemán hacia 1870.

Ecléctica, sin estilo definido, con ciertas reminiscencias neorrománicas y neogóticas, tanto por fuera como por dentro; es un templo de nave única, con crucero y cúpula. Dos torres esbeltas enmarcan la entrada y se destacan los ángeles marmóreos colocados de forma simétrica. Su interior, ricamente decorado, combina mármoles, mosaicos españoles, estucos polícromos y vitrales franceses; además cuenta con lámparas con caireles de cristal y conserva los tubos de gas, con que se iluminaban las vidrieras (todo un adelanto en su época).
Posee tres altares en mampostería profusamente coloreada y con imágenes de inspiración religiosa más la bóveda del crucero, que resalta por sus dorados. Entre su patrimonio cultural se cuenta un reloj inglés de carillón y un órgano alemán conformado por 783 tubos.

El 30 de Enero de 1876, en el cuarto aniversario del doloroso hecho, fue abierta al culto.

El 8 de Diciembre de 1898
se inauguró en sus jardines un réplica exacta de la Gruta de Lourdes (Francia)

En el 2003, la embajada de Alemania donó 80.000 euros para la restauración del edificio, en las obras intervino Félix Bunge, biznieto del constructor.



Curiosidades y otros datos:


* Es la única iglesia en el país con esculturas que representan mortales. A la entrada se hallan la de Felicitas y su hijo Félix, y la de Martín de Álzaga; y en la sacristía, dos bustos recuerdan a los donantes, los padres de la joven.



Felicitas y su hijo Félix

* El arquitecto Ernesto Bunge, fundador de la Sociedad Central de Arquitectos y su primer presidente, poseía la "Matrícula Profesional Nº 1".


* Del Archivo Judicial ha desaparecido el expediente del caso.

* Cuentan que todos los 30 de enero, un fantasma sumido en llanto deambula por el sitio, al tiempo que las campanas tañen solas.

* Los dos ángeles que custodian la entrada, presentan el ala derecha rota, quizás como triste alusión al sitio de la herida mortal.

* Quienes visitan la iglesia, suelen atar cintas o pañuelos a la verja que la rodea y/o se aferran a ella fuertemente, dicen que ayuda a "conseguir el amor de su vida y/o conservarlo si ya se lo tiene"; aunque muy pocos la eligen al momento de "dar el sí"

* Tanto Felicitas de Álzaga, como su marido y su hijo, descansan en el panteón familiar, en el Cementerio de la Recoleta.

* Moralina de la época (Diario La Nación del 4 de Febrero de 1872) :

"Deploramos el fin trágico de esa distinguida y virtuosa dama, víctima del furor de un hombre enamorado...Pero nos alegraríamos que las niñas sacaran de este hecho aislado un saludable ejemplo, una lección provechosa.... El amor de la coqueta es también como las alas de la mariposa...Polvo de oro y carmín, que se desvanece al más leve soplo..."

5 comentarios:

Lutetios dijo...

Hoy 22/02/2011 alrededor del mediodía fui a la plaza (vivo en Flores, y me queda muy a trasmano). Si bien me maravilló lo que pude apreciar ha sido la Iglesia de Santa Felicitas, hoy es bastante deplorable lo que puede verse, desde verjas repletas de telarañas que sólo traducen abandono, como su puerta principal bloqueada con maderos, y obviamente cerrada al público. Dando la vuelta por la calle Pinzón, el deterioro es aun más evidente. Si uno tiene en cuenta que figura en algunos sitios con visitas guiadas para turistas, y que hace 9 años el gobierno alemán dio el dinero para su refacción, no se entiende cómo un edificio de estas características y valor arquitectónico puede mostrarse en el estado actual.
Fui a conocer el sitio por tu blog, que te agradezco. Está muy bueno.

DG dijo...

Hola Lutetios!

Lo que mencionas me entristece, pero no me asombra.
Creo que a ninguno de los del Gobierno de la Ciudad, sea cual fuere su color político, les ha importado en algo el patrimonio arquitectónico.

Ejemplos sobran: ahí está la confitería "El Molino" cayéndose a pedazos (a veces creo que están esperando que haya algún accidente para demolerla), la "Società Unione Operai italiana", obra de Virginio Colombo, que está siendo desguazada y sistemáticamente, destruida sin que nadie haga nada, y tantos otros edificios anónimos que desaparecen todos los días.

Que puedo decirte?
Creo que es un claro reflejo de un aspecto muy decadente de nuestra sociedad.

Me alegro que el blog te haya impulsado a conocer el sitio,aunque lamento que no haya estado como lo describí.
Creo que en "la mirada" vuelco la ilusión de las cosas como deberían estar y como quisiera que se mantuvieran, que es la forma utópica en que las miro yo!

Gracias por tu comentario!
Un beso
D.

buy generic viagra dijo...

Interesante resumen sobre una ciudad y un lugar especifico que tiene historia por su cultura y diferentes acontecimientos vividos durante la epoca colonial.

Viagra Online prescription dijo...

Recordar esos tiempos es algo extraordinario specially if you put in here excellent information that make us remind all the facts we had forgotten one day.

Anónimo dijo...

Es cierto, el deterioro es muy grande y si no se hace algo a corto plazo, este precioso templo se perderá. Pero quiero hacer una acotación. El gobierno de Alemania donó 80.150 Euros que fueron utilizados para la reconstrucción total del techo. El gobierno de la ciudad dijo que había reparado los vitreaux, pero no lo hizo en su totalidad, sólo los 6 del lado derecho. Hay mucho por hacer ¡A ver si alguno de nuestros gobernantes se ocupa, por favor!