- Porque esta ciudad, como todas las ciudades, no dice su pasado pero lo contiene como las líneas de una mano -

agosto 14, 2008

C.C.R.

Centro Cultural Recoleta





Junín 1930




Ubicado en el barrio homónimo, vecino a la Iglesia del Pilar, es uno de los edificios más antiguos que conserva la ciudad; data de finales del siglo XVIII y ocupa lo que fuera originalmente el "Convento de la Santa Recolección".









Historia:


Se atribuyen los planos a los hermanos jesuitas Juan Krauss y Juan Wolff. Adosado al templo, el convento contaba con planta baja, primer piso y cuatro patios interiores (uno con aljibe); a posteriori la fachada y el interior fueron resueltos por el S. J. Andrés Blanqui (o Bianchi).


De estilo colonial pero con elementos renacentistas, luego se le sumarían las terrazas, el paredón y la balaustrada con esculturas.


Hospital de clínicas, escuela de dibujo, cuartel, hospital para enfermos mentales y asilo de pobres, fueron algunos de los destinos que tuvo la construcción.


Hacia 1834, el entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Gral. Juan José Viamonte, accedió a que el antiguo convento pasara a albergar el "Asilo de Mendigos", que con los años pasó a manos de la Municipalidad y se transformó en "Asilo de Inválidos".


Fue en 1885 que, a instancias del Intendente Don Torcuato de Alvear, comenzó la remodelación del viejo edificio bajo las órdenes del arquitecto Giovanni Antonio Buschiazzo, autor de numerosos proyectos en la ciudad.




Antiguo Asilo de Ancianos




Fue él quién "italianizó" su fachada y lo dotó de nuevos pabellones y una capilla que fue inaugurada en 1886; en 1944 pasó a ser denominado "Hogar de Ancianos General Viamonte".


Tenía capacidad para 800 personas de ambos sexos que no tuvieran ni familiares ni medios para subsistir; las mismas eran atendidas por 341 personas distribuidas en 3 turnos; contaba con 17 comedores, una cocina moderna, enfermería, biblioteca y ambientes calefaccionados.









En 1978 la Municipalidad dispuso que el edificio del Hogar fuera destinado para un complejo museológico (aunque este proyecto inicial no prosperó) tomando en cuenta el valor histórico del mismo y su entorno: Basílica del Pilar, Museo Nacional de Bellas Artes, Palais de Glace, etc.


Para esta nueva función se encaran nuevas remodelaciones; las mismas estuvieron a cargo de los artistas plásticos y arquitectos Luis Benedit, Jacques Bedel y Clorindo Testa.





En obra


Los edificios existentes fueron respetados; no se hizo un trabajo de reconstrucción sino de recuperación, retirándose todo lo que había sido agregado con el tiempo, reponiéndose molduras y cornisas y limpiándose las fachadas.
Se mantuvieron los patios y los claustros que son donde se realizan las exhibiciones.





Vistas de la calle central





En la amplia terraza, desde dónde se puede observar una vista panorámica de la zona, se conservan restos de los antiguos muros a manera de ruinas.









La capilla conserva sus vitrales y puertas en madera originales y funciona como Auditorio.








El Centro Cultural Recoleta fue inaugurado en 1980. Posee 12 salas de exposiciones en la Planta Baja y 7 en el Primer Piso y se dedica mayormente a expresiones y espectáculos de vanguardia; brinda cursos y talleres y también cuenta con un Laboratorio de Investigación y Producción Musical y una Biblioteca Técnico Musical especializada en música contemporánea.




Curiosidades:


* En 1815, en el convento funcionó la "Academia de Dibujo" del Padre Francisco Castaneda, una de las primeras escuelas dedicadas a esta disciplina con las que contó la ciudad.


* Los distintos colores que presenta el complejo muestra los diferentes períodos en que se construyeron los edificios que lo forman.


* En los tiempos del "Asilo de Mendigos" el término "limosnero" aludía a aquellos que, yendo de puerta en puerta, pedían "una limosna por el amor de Dios".

La buena gente de la época les entregaba pan, azúcar, velas, ropas viejas, etc, pero casi nunca dinero.

Se sabe que no todos los "limosneros" eran verdaderamente menesterosos o lisiados; muchos "pícaros" hacían del arte de pedir una verdadera profesión.

Eran común que esta gente anduviera a caballo (solían vivir en las afueras y realizaban sus incursiones a la ciudad a diario); lo que resultaba curioso a los cronistas extranjeros de la época ya que, para estos caballeros, poseer un caballo era sinónimo de cierta condición acomodada.










5 comentarios:

Miguel Emele dijo...

Hola, DG. Un edificio cargado de historia. Muy interesante todo. Muy buen trabajo. Te felicito. Por cierto, me pasó como a Don Pablo en la entrada anterior: no pude acabarme lo que escribió Anónimo. En fin, lo bueno si breve... Un besito.

diego abelenda dijo...

Hola DG!! Qué buena historia la del edifico . . . así que fue también "Academia de dibujo" allá por el 1815?
Saludos!

DG dijo...

Hola Miguel!
Se agradece el cumplido y el que siempre me dejes tu mirada!
Un beso

Diego!!
Si... fue uno de los primeros institutos dedicados a la enseñanza de Dibujo!
Un beso

Agustin dijo...

Hola! Quería saber adonde podía encontrar imágenes del viejo Asilo antes del Centro Cultural, y veo que vos tenés por lo menos una de la remodelación. Podrías darme algún dato de donde buscar?

Muchas gracias!

DG dijo...

Hola Agustín!

Mirá la foto la tomé de la web, no recuerdo de que sitio.
Tendrías que navegar con tiempo y paciencia, se suelen encontrar imágenes muy interesantes!
Si te sirve esta, adelante!
Gracias por comentar!
Un beso