- Porque esta ciudad, como todas las ciudades, no dice su pasado pero lo contiene como las líneas de una mano -

septiembre 06, 2008

HOMENAJE A GAUDÍ

"No hi ha somnis impossibles"






Avda. Rivadavia 2009




"No hay sueños imposibles", proclama la inscripción en catalán desde lo alto de esta construcción coronada con una de las cúpulas más hermosas que posee la ciudad.

Ubicado en la intersección de Avda. Rivadavia y Ayacucho, el edificio es obra del Ing. Eduardo Rodríguez Ortega (argentino 1871-1938) y refleja, junto con otro de su autoría, el "Palacio de los Lirios" ubicado a pocos metros, la influencia que sobre él tuvo el gran arquitecto catalán Antoni Gaudí i Cornet.








Historia


Construido hacia 1907 como edificio de rentas, comprendido dentro del "Modernisme Catalán", de elegantes líneas rectas verticales, consta de una planta baja y entrepiso ocupado por un gran local destinado a comercio, seguido de 4 pisos de departamentos y una terraza de 350 m2 que posee, en la ochava, la cúpula/tempietto dividida en tres niveles que remata en un pequeño domo bulbiforme y una veleta de hierro.









Abandonada y olvidada, expuesta a las inclemencias del tiempo y al habitual maltrato patrimonial, corrió grave riesgo de desaparecer hasta que, en 1999, el 4º piso (que incluía la propiedad de la terraza y la cúpula) fue adquirido por una empresa dedicada a la restauración, que procedió al recupero del inmueble.





Vista previa a la recuperación




Hoy la torre funciona como vivienda y se conecta con las oficinas del piso inferior en lo que se conoce como un "home office".
El edificio luce en perfecto estado luego que la misma empresa, se ocupara de toda la restauración del sitio.


Se trataron los frentes con hidrolavado, quedando a la vista el revoque original en piedra parís, se cerraron aberturas que no correspondían con los planos originales, se repararon las medianeras, se repusieron piezas desprendidas, barandas faltantes, herrería y se restauraron muchos ormentos florales así como el "Escudo de Catalunya".

También se procedió a quitar toda la cartelería y a iluminarlo de manera tal, que de noche, la visión de la cúpula vidriada resulte magnífica.









Debido a la admiración que sentía el Ing. Rodríguez Ortega por el maestro catalán, compartida por los propietarios actuales y por quienes llevaron a cabo la restauración, se decidió rendirle un pequeño tributo en la amplia terraza.

Para ello se montó un taller de herrería en dónde se realizaron unas fantásticas piezas para ser colocadas a manera de barandas y como cierres de las medianeras: dos réplicas a escala de la famosa "Puerta del Dragón" diseñada por Antoni Gaudí para la finca Güell (1884/7).





Vista Dragón




Asimismo se construyeron bancos curvos a lo largo de los muros del frente, revestidos en azulejos, en alusión a los de la terraza de Güell, pero monocromos, del color del cupulín. Completa el conjunto una cascada y fuente de agua, un puente de madera con baranda de metal, un conjunto de pérgolas de cemento y una enorme sombrilla roja.



Curiosidades


* La torre alberga dos niveles: en el inferior la recepción, con tres enormes ventanales hacia la ochava y un acceso independiente desde la terraza y en el superior el dormitorio, circundado por las 8 aberturas vidriadas y ovales.

* El cupulín, que es un mirador al que se accede por una escalera retráctil, posee un telescopio para la observación de las estrellas.

* Los cerramientos originales de las aberturas se perdieron casi por completo por lo que hubo que reconstruirlos casi en su totalidad. Entre cúpula y cupulín se dispusieron 952 piezas de vidrio espejado.

* Un pequeño ascensor fue agregado durante las obras. Manteniendo el estilo del edificio, fue realizado en fina herrería artística, con puertas tijeras y espejos en su interior; se mantiene oculto tras los paneles de madera del despacho principal, conectando las oficinas con los otros dos niveles de la cúpula.

* El Ing. Eduardo Rodríguez Ortega utilizó en la construcción "ferrocemento" (antecedente del hormigón armado) algo que, hasta el momento, no había sido utilizado en las construcciones locales.

* Constructiva y estructuralmente se encontraron similitudes con las obras que, en forma contemporánea, desarrollaba Gaudí para el "Palacio Güell" y la "Casa Battló" y que resultaban inéditas para la Argentina de la época.

* La frase fue agregada por el Arq. Fernando Lorenzo, a cargo de la restauración, en homenaje al notable arquitecto.





(Las fotos del presente post
son gentileza de
A. Machado)



12 comentarios:

akiar dijo...

Vaya!! Chica ¿de dónde sacas toda esta documentación? Menudo reportaje! Si en unos días aumenta el turismo hacia tu país repentinamente que busquen razones en este blog porque vaya...toda una historia. Felicidades por tan elaborado blog!

diego abelenda dijo...

Interesante la historia de este edificio y su "salvación"!!! Me gustaron las barandas que se muestran en detalle en unas de las fotos!
Un beso dg!

Miguel Emele dijo...

Hola, DG. Sí que llegó lejos la influencia del genio catalán. Felicidades por el trabajo y la exhaustiva documentación que has realizado. Muchos besitos con cercano sabor a primavera.

DG dijo...

Akiar!
Gracias por pasar, por la mirada y por la felicitación!!
Un beso

Diego!
Me alegra que te gustaran las réplicas del "Dragón", son verdaderas obras de arte!
Besos

Miguel!!
Qué decir del Maestro Gaudí!!
Tu tienes la suerte de tener su obra a la mano!
Me alegra que contemos aquí con una ínfima chispa de su genio!!
Gracias por dejar una mirada y por la felicitación!!
Besos

niklaüss dijo...

Un dato gracioso de Gaudí, es cuando presenta los planos de la Sagrada Familia de Barcelona. No recuerdo quien, le dice:
- Maestro, va a tardar muchísimo en construir esa catedral.

A lo que Gaudí respondió:
- Sí, puede ser, pero mi cliente tiene todo el tiempo del mundo (en clara alusión a Dios).

Un saludo DG y seguí posteando cosas interesantes de Buenos Aires.

PD: si te interesa, en mi blog, posteé un artículo con la doble fundación de Buenos Aires...

DG dijo...

Hola Niklaüss!
Muy buena la anécdota, no la conocía!
Gracias por pasar y por el comentario!
Leeré tu post!
Un beso

Jan Puerta dijo...

Hola DG…
Descubrir tu espacio ha sido una grata sorpresa. Un rincón que sin duda volveré a visitar. Además espero si es posible que mas de un consejo sobre Buenos Aires me puedas dar. Una ciudad que tengo previsto visitar con calma y sin prisas en las próximas fechas.
Un abrazo

DG dijo...

Hola Jan Puerta!
Bienvenido!! Me alegra que te gusten mi "Mirada" de Baires.
Estaré encantada de responder todo lo que quieras saber sobre mi ciudad!
Pasa y pregunta lo que gustes!
Un beso

Jorge R. dijo...

Hola soy nuevo por tu blog y vaya reportaje has hecho y que bueno era Gaudi. Me gusta mucho tu blog y sino te importa te enlazo para seguir actualizado.
Un saludo, JorgeR.

DG dijo...

Hola Jorge R!
Encantada y agradecida de que pases y mires!
Gaudí...que más decir..? Un Genio!
Gracias por el comentario y el link; agrego el tuyo entre los que "Miro de allí".
Un beso

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Buen reprotaje del antes y el despues....

DG dijo...

Hola Ma.Teresa!
Gracias por pasarte y dejar una mirada!
Un beso