- Porque esta ciudad, como todas las ciudades, no dice su pasado pero lo contiene como las líneas de una mano -

abril 02, 2007

EL OBELISCO - UN CLÁSICO

Quién no ha llegado hasta “Mi Buenos Aires Querido” , desde el exterior o el interior del país, queriendo conocer uno de nuestros monumentos más emblemáticos; buscando "inmortalizarse" con él como telón de fondo?

Hoy en día, reproducido en postales, remeras, tazas y toda suerte de obligados “souvenirs de viaje" para amigos y familiares; el “Obelisco” es, sin duda, una de las imágenes de la ciudad.

Pero no siempre fue así…
Hubo un tiempo de verdadera“obelisco-fobia”, donde fue atacado y resistido, denominado “fea estaca”,“tachuela gigante”,“monstruoso armatoste”, amén de todos los epítetos que le cabían y que eran utilizados en los teatros de revista para ridiculizarlo.

Este emblema porteño, ubicado en el centro de la Plaza de la República, fue inaugurado el 23 de Mayo de 1936 para conmemorar el IV Centenario de la Fundación de Buenos Aires (por D. Pedro de Mendoza) y, desde ese momento está presente en nuestras vidas, formando parte de nuestra identidad; punto obligado de encuentro, tanto para festejos y protestas; como para marchas, maratones, conciertos y diversas manifestaciones públicas.

Obra del Arq. Alberto Presbisch, (quién proyectara, entre otros, el Cine Teatro “Gran Rex”); no es un bloque monolítico, sino una construcción hueca. Con una altura de 67,5 mts y un peso aproximado de 170 tons, remata en forma piramidal. En un principio tenía un revestimiento de piedra, pero dado que, luego de un tiempo se produjeran algunos desprendimientos, se procedió a quitarlo. En su interior, por una escalera de hierro de 206 escalones, se accede a un cuartito con cuatro pequeñas ventanas, desde donde puede obtenerse una panorámica de la ciudad.

Algunas curiosidades :

Se dice que en la punta, había empotrada una caja de hierro con una foto del jefe de máquinas de la empresa constructora y su esposa, con un texto dirigido a “quién demoliera el monumento”.

En 1962, agrandaron la plaza; en el 71, la achicaron…
En 1973, lo decoraron como árbol de Navidad; en 1975 un anillo giratorio les recordaba a los porteños: “El silencio es salud” y “Mantenga Limpia Buenos Aires".
Para 1987, lo enrejaron…

En 2005 fue vestido con un gigantesco preservativo rosa...


Y qué significa?

Desde las palabras con que, el Intendente Mariano Vedia y Mitre, lo describiera en su discurso de inauguración: “…es como una materialización del alma de Buenos Aires”, hasta eruditos y concienzudos análisis freudianos sobre el machismo, lo fálico, el tango y la mujer…
Quizás sea todo eso, y más…

Pero a nosotros nos gusta el significado básico del símbolo "obelisco" : como sinónimo del impulso ascendente, es el pilar dónde se apoya la bóveda celeste, tomando la energía del Sol, para descargarla en la tierra…

Así creemos entender, de dónde proviene toda la fuerza, la vitalidad y el ritmo de esta increíble ciudad…





7 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi Buenos Aires Querido!! siempre te llevo dentro mio. Extraño tu gente, tus calles, tu hermosura tu ciudad, tu Tango que lo escucho donde vaya. La nostalgia me eleva sobre la vida lejos tuyo.
Siempre te quise y te querre!

Anónimo dijo...

VERGUENZA NACIONAL.. COLOCAR UN CONDON EL LA MAXIMA FIGURA DE BUENOS AIRES.. EL OVELISCO... PARA MI FUE UNA ABERRACION.. UNA HUMILLACION A NUESTRO VIEJO AMIGO QUE ES SIMBOLO DE ARGENTINA EN TODO EL MUNDO....... QUE DIOS Y LA PATRIA.. SE LO DEMANDEN A ESOS DEGENERADOS QUE USAN SIMBOLOS SEXUALES EN NUESTRAS ESTATUAS......

DG dijo...

Hola Anónimos!

Ojalá el blog ayude a acercarte un poco de Buenos Aires y alivie la nostalgia...

En cuanto a lo del condón, Buenos Aires da para todo, quizás eso la haga tan especial!

Saludos

chabela dijo...

Hola:
Hoy te descubrí y me alegraste el 9 de Julio!
Tu blog es maravilloso y me gustaría en algún momento tener el permiso de colocar algunos de tus comentarios citándote a ti y tu blog por supuesto.
Te felicito...
En cuando al obelisco con condón, yo también lo reproduje en mi lugar, y no me parece nada malo.
Así es Buenos Aires, y así somos en general los porteños. Por esa razón, por la libertad de expresión y la aceptación de los diferentes, sean por pensamientos, sexualidad, religión... etc... es que cada vez más extranjeros llegan y la aman.
Felicitaciones nuevamente, te seguiré!
Chavela

DG dijo...

Hola Chabela!

Que bueno que mis miradas te hayan alegrado!

Muchas gracias por tus palabras y por comentar.
Por supuesto que puedes mencionar este espacio, enlazarlo o lo que prefieras, será un gusto; además cada vez que alguien lo hace, el blog crece y son muchos más los que le dan a Buenos Aires otra mirada!!

Bienvenida y hasta pronto!
D.

Josefina dijo...

Es hermosa la visita por el interior del obelisco que se puede ver en la película "Pizza, Birra y Faso". La verdad que es una lástima que esta visita no se pueda realizar más, habrá que contentarse con mirarlo desde atrás de las rejas o saltar las mismas en un impulso por quebrar las leyes y abrazarlo un rato, pero no es del todo recomendable ya que la zona es de las más transitadas de Bs.As. y hay muchos policías rondando todo el tiempo.

Josefina - Alojamiento en Buenos Aires

Anónimo dijo...

El obelisco nada tiene de argentino!!! HAY QUE DEMOLERLO!!!!!