- Porque esta ciudad, como todas las ciudades, no dice su pasado pero lo contiene como las líneas de una mano -

octubre 03, 2010

MIRADA DETALLADA

Cementerio de La Recoleta (II)


Conocido por todos, por su ubicación y sus características, resulta uno de los paseos más atractivos que posee la ciudad.
(Más datos en "Una mirada a la Eternidad")

Recorrido desde la mañana a la tarde por cientos de personas, en él se confunden turistas nacionales con extranjeros, grupos escolares con estudiantes de fotografía, guías del lugar con guías de las agencias.

La historia y las anécdotas de cada una de las personalidades que allí descansan son repetidas, una y otra vez, en español, inglés, portugués, francés, italiano y tantos idiomas más.

En lo personal, es uno de mis lugares preferidos.
Muchos me preguntan (pasado el momento de las bromas típicas) que es lo que lo hace, a mis ojos, tan atractivo y la respuesta es simple: cada vez que lo visito siempre descubro algo nuevo, algo que no había mirado antes y que puede ser leído más allá de lo evidente.

Vayan algunos ejemplos de lo que se encuentra a simple vista y que, por estar fuera del circuito habitual, casi siempre suele pasar desapercibido.











"Estrella de David" o "Sello de Salomón"



Desde 1863, el cementerio es laico. El entonces Presidente de la Nación Don Bartolomé Mitre, secularizó el sitio luego de un incidente con la Iglesia. El entierro de un masón motivó que el obispo de Buenos Aires, Monseñor Aneiros, le retirara la categoría de "camposanto".




Rosetón gótico




* Elementos de la mitología




Pequeñas esfinges griegas
(cabeza de mujer, cuerpo de león, alas de águila)




Dos "Basiliscos" (cabeza de gallo y cuerpo de reptil),
flanqueando una cabeza alada.




* Símbolos egipcios




Representación alada del Dios Solar




Un "Escarabeo" junto a "Anubis", el dios con cabeza de chacal,
que guía las almas al otro mundo.




* Algunos animales





Uno de los (siempre dos) leones que se encuentran
protegiendo la entrada de los lugares sagrados.





Un perro, sinónimo de fidelidad,
guardián y guía del rebaño.





Búhos o Lechuzas, aluden al conocimiento,
a la sabiduría y también
a la prudencia y a la vigilancia.






Cabeza de águila





Relieve compuesto por un búho de alas desplegadas,
un "Uroboros" (la serpiente que se muerde la cola como símbolo del infinito)
y un reloj de arena.
Todos ellos asociados a la masonería.




* Cruces





"Cruz de Lorena"
De dos travesaños,
en el superior se ubicaba la inscripción "I.N.R.I".





"Cruz Irlandesa" o "Cruz de Queste",
decorada con lacerías celtas.





"Cruz Potenzada"
o variante de la "Cruz de los Germanos"





Bajorrelieve de un caballero como jinete





Viejo candado del siglo XIX




8 comentarios:

Juan C dijo...

Diana
siempre es un placer llegar hasta acá, recuerdo la versión I de La Recoleta, yo lo visité, es supongo donde está J Dgo Perón,Gardel, pero que diferente es verlo como turista a verlo con los ojos de una local, no me fijé en estos detalles que das a conocer.
Yo tratando de retomar mi blog , que lo tengo abandonado por razones laborales, ya estoy saliendo adelante en mi pega y espero retomarlo y reencontrarme con los amigos que aburridos se han ido, pero esta cosa es así.
Un abrazo
JC

Gus dijo...

Puf! Hace cuanto tiempo no te visitaba querida!
Hace cuanto que quiero ir al Cementerio de la Recoleta pero siempre lo postergo...la ultima vez que fui apenas llegue a recorrerlo unos veinte minutos, hasta que mi hijo se percató donde estabamos y le agarro miedo.
Excelente relevamiento de detalles que solo se pueden ver, como vos bien decis, luego de unas cuantas visitas.
Yo me enamore de Recoleta por el 85/86: un domingo sin futbol nos fuimos con mi Tio y enganchamos justo una visita guiada. De lo mejor!
Un beso.

DG dijo...

Hola JC!

Siempre bienvenido!
No te preocupes, la mirada detallada es posible luego de muchas visitas; a aquellos que lo hacen por primera vez se les indican un montón de hechos y protagonistas más notorios que estos simples detalles.

Espero que retomes pronto tu blog, ten por seguro que todos tus amigos estamos esperando reencontrarte!

Un beso grande

DG dijo...

Hola Gus!

Es cierto, hace tiempo que no mirás!

La Recoleta es fantástica, está bueno hacer una visita guiada, pero también perderse entre sus callecitas y mirar, encontrás cosas sorprendentes!

Espero puedas darte una vuelta por ahí, cámara en mano, para conseguir algunas imágenes para tu blog!!

Siempre un gusto que pases y comentes!
Beso grande!!

Miguel Emele dijo...

Vaya sitio, DG. Parece plagado de símbolos. Una interpretación detallada de ellos daría para varias vidas.
Personalmente soy más partidario de la incineración. No comprendo la necesidad de "amontonar" restos óseos.
Si no había nada mío en este mundo antes de que yo llegara, me parece más lógico que mis restos se reincorporasen a la tierra o al mar en forma de cenizas y que mis átomos volvieran a servir para formar otras entidades complejas, que nada de mí organismo perdurara. ¡Claro que yo no me siento importante dentro del Cosmos!
Te mando un fuerte abrazo, ahora que aún tengo extremidades, que dentro de cien años igual formo parte de un ave.

DG dijo...

Hola Miguel!!

Coincido con lo que dices, también yo prefiero ser "polvo en el viento" (como dice la canción "dust in the wind")eso de amontonar huesos (como dices) tampoco me va!

Un beso enorme y gracias por cruzarte a mirar... siempre es un alegría tenerte por aquí!

MªTeresa Gómez Puertas dijo...

Quizas si todos pensamos en no amontonar huesos no podríamos contemplar hoy día estas maravillas.
genial tu mirada como siempre

DG dijo...

Hola Mª Teresa!

Buena observación!
Ese amontonar huesos que, en realidad, es una ilusión de "perdurar", nos permite todo este "Museo" al aire libre!

Gracias por pasar a mirar!
Besos