- Porque esta ciudad, como todas las ciudades, no dice su pasado pero lo contiene como las líneas de una mano -

junio 27, 2010

UNA MIRADA SINUOSA

Pasaje "Enrique Santos Discépolo"
(Ex Pasaje "Rauch")


Dicen que "las callecitas de Buenos Aires tienen ese qué se yo" y, tal vez, esta pequeña vía sea un buen ejemplo de ello.









De apenas una cuadra, nace sobre Avda. Callao en su intersección con Lavalle y recorriendo una curva en "S" desemboca por Avda. Corrientes casi esquina Riobamba.

Peatonal y de aspecto un tanto gris, su recorrido "encajonado", parece acentuarse por las altas paredes de los edificios que lo bordean, algunos de excelente construcción como el de la esquina con Avda. Callao, un ejemplo de tardío "art-decò" obra de L. Bursese o dos casas proyectadas por el arquitecto Salvador Mirate.




Avda.Callao y el Pasaje



Historia


Conocida como la "Curva del Oeste", " de los Olivos" o "de los Hornos de Bayo", fue parte del primer trazado de vías férreas de nuestro país: el "Ferrocarril del Oeste" que partía de la "Estación del Parque" (ubicada donde hoy está el "Teatro Colón") y atravesando los barrios de Almagro, Caballito y Flores llegaba a Floresta.

Inaugurado el 29 de Agosto de 1857, mantuvo este recorrido hasta 1883, año en el que la "Estación del Parque" se anuló, pasándose a prestar el servicio desde la estación "Once de Setiembre", en cercanías de la actual "Plaza Once".




Feria del Pasaje c.1930



En 1893, al levantarse los rieles, comenzó a definirse como calle. Bautizada en honor al Coronel Federico Guillermo Rauch, su singular traza favoreció el que se fuera ocupando con las llamadas "Casas de Tolerancia", sitios non-sanctos que prosperaron al amparo de la oscuridad y de la privacidad que concede la sinuosidad al impedir ver el lado opuesto.

Hacia la década del 30 en ella se estableció una Feria Franca: puestos de toldos gastados por el uso y el sol se ubicaban a ambos lados ofreciendo toda clase de productos comestibles a precios económicos.








Pasados los años, en noviembre del 2005, se lo recuperó: se plantaron árboles, se mejoró la iluminación, se lo hizo peatonal y fue re-bautizado con el nombre de "Pasaje Enrique Santos Discépolo" en homenaje al célebre compositor de tangos.




Curiosidades


* Debido a los peligros que representaría el tránsito de las "Locomotivas" (como se las conocía por entonces) para los habitantes de Buenos Aires, fue que se decidió que la "Estación del Parque" se ubicara en las "orillas" (hoy Cerrito y Tucumán).
La imágenes que siguen dan una idea de cuan diferente era la ciudad.





Vías del FCO y Cuartel de Artillería (hoy Tribunales)
Vista c.1865 - Esteban Gonnet (*)



Vías del FCO y al fondo "Palacio Miró"
Vista c.1867 - Benito Panunzi (*)




* En 1856, "La Porteña" y "La Argentina" arribaron al puerto de Buenos Aires, a bordo del vapor "Borland", procedentes de Inglaterra. Con ellas vinieron los ingenieros ingleses John y Thomas Allan encargados de la supervisación y manejo de las máquinas.

* Para cubrir el tramo desde el puerto hasta la estación se tardaron 4 días y se emplearon carros tirados por bueyes que arrastraron por las calles los 31.500 kgs. de las locomotoras más los 5000 kgs. de cada uno de los 4 vagones.
Estos eran de madera con pequeñas puertas y ventanillas cubiertas con cortinas de género. Se iluminaban con lámparas de aceite.

* El precio del pasaje era de 10 pesos papel moneda en primera clase y de 5 pesos en segunda clase o vagón descubierto. El recorrido total era de 10 km y se tardaba, aproximadamente, 35 minutos.

* Durante uno de los viajes experimentales, se produjo un descarrilamiento que se decidió mantener en secreto. A pesar de no haber habido víctimas, el hecho hubiera producido una pésima publicidad al novedoso sistema que no contaba con muchos entusiastas.

* "La Porteña" se utilizó hasta 1889. Luego de algunos años de abandono, en 1923 fue trasladada al Museo de Luján "Enrique Udaondo", en la localidad homónima.
Recientemente, con motivo de los festejos del 25 de mayo, fue exhibida en el "Paseo del Bicentenario" junto con "La Patria".






"La Porteña"



"La Patria"




* Sobre el contrafrente de la Escuela Normal Nº 9 "Domingo Faustino Sarmiento", se encuentra un mural del artista argentino Marino Santa Marina.
Realizado en mosaico veneciano, azulejos y cerámicos partidos, utilizando la técnica del "trencadís" (la misma del maestro catalán Antoni Gaudí), sus 120 mts reflejan partes de la historia del pasaje e incluyen la partitura del tango "Uno" del inefable "Discepolín".





Vista del Mural




(*) Las fotos antiguas y los datos sobre las mismas son gentileza del lector constante y amigo del blog Gus.
Al final las usé!!
Gracias!!!)

7 comentarios:

Gus dijo...

Hermoso paseo!!
Que lindo volver a leerte!
No se porque razon se me paso por alto tu actualizacion...

Me alegro que te sirvan y te gusten las fotos que te mando, sirven para ilustrar tus vastos conocimientos. (asi se escribe vastos?)

Bueno te mando un beso y nos vemos en el proximo paseo.

DG dijo...

Hola Gus!!!

Gracias por pasar, leer y comentar siempre!

Me alegro mucho que sigas paseando con "mis miradas", seguro se te pasó esta porque tardo mucho!!.. ando medio demorada con las publicaciones: falta de tiempo y, a veces, de inspiración!

Tus fotos son siempre bien recibidas y, como bien decís, no solo amplían mis vastos conocimientos, sino que me sirven para darme una idea de cómo era "allá lejos y hace tiempo"!! ;)

Un beso y hasta el próximo paseo!!
D.

Verónica dijo...

Hola!
muy lindo posteo y hermosas fotos!
Cuando me vine a vivir a BsAs, los primeros meses vivi a una cuadra de este pasaje tan particular y siempre me preguntaba sobre su historia y su curiosa forma.
Ahora conozco más!
Siempre que puedo salgo a caminar por esta hermosa ciudad, y tus posteos son una excelente guia para mantener la mirada siempre atenta!
muchas gracias!
excelente blog! espero que siempre tengas inspiracion para compartir cosas tan lindas!
saludos
Vero

Paula dijo...

Que bonitas imagenes!
Me hacen recordar a mi infancia cuando vivia en un apartamento en buenos aires, extraño ese país!

DG dijo...

Hola Vero!

Me alegro que, gracias al post, hayas conocido la historia de este pasaje.

Buenos Aires es una ciudad para recorrer, caminar y (ad)mirar y, este blog, intenta hacerlo por Uds. y, también, entusiasmarlos para que lo hagan!!

Siempre se encuentra algo nuevo, ahí no más, a la vuelta de la esquina, solo hay que saber mirar!!

Gracias a vos por tus palabras y por comentar!

Un beso
D.

DG dijo...

Hola Paula!

Me lindo que mis "miradas" te evoquen recuerdos de tu infancia, espero que también te acerquen un poquito este país que extrañas!

Gracias por comentar!
Un beso
D.

Gus dijo...

Te deje algo en mi blog, pasa a buscarlo.
Un beso,.