- Porque esta ciudad, como todas las ciudades, no dice su pasado pero lo contiene como las líneas de una mano -

mayo 15, 2010

UNA MIRADA TEATRAL

Cine Teatro Ópera








Sobre Avda. Corrientes, a metros del Obelisco, entre las calles Suipacha y Esmeralda, se ubica esta tradicional sala porteña.

Inaugurada en 1936, ocupa el solar del antiguo "Teatro Opera", obra del arquitecto belga Jules Dormal, que desapareciera a causa del ensanche de la avenida.








Historia


Hacia 1935, el empresario teatral Don Clemente Lococo, adquirió el viejo edificio del "Ópera" que, habiendo sido desplazado como escenario lírico desde 1908 con la inauguración del "Teatro Colón", se dedicaba a la presentación de géneros más populares y frívolos.

Una vez demolido, en su lugar decidió edificar una sala moderna, apta para la representación de todo tipo de espectáculos musicales, teatrales y cinematográficos y encargó el proyecto al arquitecto belga Alberto Bourdon.









En estilo Art-Decó, de líneas sobrias y originales, está inspirado en el cine "Le Grand Rex" de París; la decoración interior fue realizado con materiales de calidad: mármoles y bronces se observan en la muy iluminada recepción, en las escaleras y en los balcones cromados que recuerdan los de un transatlántico.











La sala, propiamente dicha, se construyó siguiendo los lineamientos del norteamericano John Eberson.
Este arquitecto diseñaba lo que se denominaban "Atmospheric Theatres" o "Salas Atmosféricas": en ellas se recreaban escenarios arquitectónicos determinados (un castillo, una plaza, un patio) bajo un falso cielo iluminado por las estrellas, lo que daba a los espectadores la sensación de estar al aire libre.


Así, el "Ópera", evocaba en sus laterales un nocturno paisaje callejero de fachadas Art-Decó y estatuas clásicas.









Con una capacidad para 2500 personas, estaba equipado con la más moderna tecnología de la época: aire-acondicionado, teléfonos en la recepción y una pantalla de 112 m2 para proyectar en Cinema-Scope, lo que la convertía en la más amplia del país.

También ofrecía un novedoso servicio de guardería infantil para las funciones nocturnas y de jaulas, para aquellas damas que concurrían con sus pequeñas mascotas.

En el subsuelo poseía un microcine, el "Petit Ópera", en donde se efectuaban reuniones culturales, exhibiciones privadas y pre-estrenos.









En 1997, y debido a una serie de remodelaciones para que en él pudieran representarse comedias musicales, perdió su famoso techo estrellado y parte de la decoración de los laterales que representaba la ciudad de noche.

Actualmente se encuentra en el centro de una polémica: restaurado por el Banco Citi, este decidió "re-bautizarlo" como "Teatro Citi", lo que levantó una serie de quejas, reclamos y rechazo por parte de la comunidad, ante lo que resulta un atentado al patrimonio cultural e histórico de la ciudad.



Curiosidades


* Sobre el cielo estrellado de la sala podía verse el desplazamiento de las nubes, el efecto se lograba mediante un reflector denominado "Brenograph Magic Lantern".

* La construcción del teatro solo demoró 9 meses, los obreros trabajaron sábados, domingos y feriados.

* El arquitecto Bourdon también fue autor de otras salas de Don Clemente Lococo como el desaparecido cine Pueyrredón y el Roca.

* En sus comienzos la fachada no presentaba el andamio de metal que hoy exhibe para las publicidades de las obras representadas.

* Hasta la creación de su competidor, el gigantesco "Cine Teatro Gran Rex", fue la sala más grande del país.

* En este escenario han actuado figuras como Ava Gardner, Edith Piaff, Josephine Baker, Marlene Dietrich, Ella Fitzgerald, Samy David Jr. y compañías internacionales como el "Lido de París" y el "Folies Bergere", entre otras.

* Casi todo el personal que trabajaba en el teatro era, como mínimo, bilingüe.

* Algunas de las pinturas que decoraron el sitio fueron realizadas por el artista catalán José María Sert.

* Las estrellas del cielo raso hacían alusión a las "estrellas" de la pantalla grande.

* Existieron unas 500 "Salas Atmosféricas" diseñadas por el arquitecto Eberson en Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia; la del "Cine Teatro Ópera" era la única en toda América del Sur.
De todas sobreviven una decena y fueron restauradas y conservadas a fin de preservar su magia particular.



Para conocer más sobre el tema de la restitución del nombre y apoyar la iniciativa visitar:

"Que vuelva el Ópera"



4 comentarios:

Juan Carlos Araya A. dijo...

Amiga perdido, pera ya de vuelta solo saludarte, y comentarte mas tarde
Un abrazo
JC

Gus dijo...

Gran aporte el tuyo, esperemos entre todos poder devolverle su nombre,un beso grande.

DG dijo...

Hola JC!

Tranquilo, sé que siempre que puedes y tienes tiempo pasas a mirar... y eso se agradece mucho!!
Besos
D.

DG dijo...

Hola Gus!!

Gracias!
Ojalá podamos hacer algo para que, por una vez, las cosas sean como deben ser!!
Besos!!
D.