- Porque esta ciudad, como todas las ciudades, no dice su pasado pero lo contiene como las líneas de una mano -

marzo 15, 2010

OTRA MIRADA NOSTALGICA

"Majestic Hotel"



A mitad de camino entre la "Casa Rosada" y el "Congreso Nacional", vecino al "Edificio Barolo" y frente al "Hotel Chile" (magnífico ejemplo del art-noveau, obra del arquitecto Louis Dubois) se ubica un gris edificio que hoy alberga algunas dependencias de la A.F.I.P. (Administración Federal de Ingresos Públicos).

Mal conservado y con la antipatía que, generalmente, despierta el tema impositivo, suele pasar desapercibido ante la mirada de los miles de transeúntes que se desplazan por Avda de Mayo y entre los cuales, acaso algunos, quizás sepan que esa construcción deteriorada supo ser uno de los hoteles más lujosos y famosos de la ciudad.




Avda. de Mayo esquina Sgo. del Estero




Historia


A principios del siglo XX, la "Caja Internacional Mutua de Pensiones" (La Mutua), decidió la construcción de su sede central en unos terrenos adquiridos para tal fin.
La cooperativa, que contaba con varias propiedades y miles de asociados, planeaba destinar parte del edificio para oficinas propias, pisos de rentas y viviendas para sus socios.









El proyecto ganador fue el presentado por los arquitectos Federico Luis Collivadino e Italo Benedetti y fue realizado entre 1904 y 1906.

De estilo ecléctico con detalles academicistas, Art-Decó y decoración Art-Noveau, contaba con subsuelo, planta baja, siete pisos altos que culminaban en una mansarda y un octavo que correspondía a la torre, cuya cúpula de pizarra remataba con el logo de la entidad: un sol radiante.

Respetando las múltiples funciones que debía cumplir y las condiciones de la institución, el edificio se articuló alrededor de un patio central cubierto por una claraboya, que iluminaba todo el espacio a partir del segundo piso.








Sus lujosas escaleras, balaustradas, mármoles, vitrales y pisos de cerámicas coloreadas, contribuyeron a que, en 1909, la sociedad propietaria decidiera aprovechar la magnifica construcción y la alquilara para transformarla en un hotel con vistas a los festejos del Centenario.

Se inauguró en mayo de 1910 y albergó no solo a varias de las delegaciones que llegaron para la ocasión, si no también posteriormente, a personajes tan notorios como el escritor Saint-Exupery, el científico Guillermo Marconi, el arquitecto Le Corbusier, etc.





Interior




Uno de sus huéspedes más famoso fue el bailarín ruso Vaslav Nijinsky.
Llegó en 1913 con la compañía de Serge Diaghilev y se alojó en un departamento de cinco habitaciones del tercer piso.
Con el grupo también viajaba Romola de Pulszky, una condesa austro-húngara con quién se había comprometido en Río de Janeiro, y con la que se casó en la Iglesia de San Miguel Arcángel (Suipacha y Bmé. Mitre) el 13 de setiembre de dicho año.
La pareja pasó la luna de miel hospedada en el hotel.









En 1930, el inmueble fue adquirido por el Estado y se lo "adaptó" a su nuevo destino, para ello y a lo largo de los años, se le fueron realizando intervenciones no siempre demasiado felices: se reemplazó la claraboya central por un techo, se desmanteló la mansarda y se agregaron pisos; se quitó la cúpula y se la cambió por una estructura de concreto, se eliminó la mayor parte de la decoración exterior, la herrería artística de los balcones fue re-hecha en cemento y el reloj, la linterna de la torre, el mirador y la marquesina de la planta baja fueron suprimidos.

Sus ambientes fueron reacondicionados y degradados en pos de ganar espacio para oficinas y economizar las obras de mantenimiento.

Desde aquel momento hasta la fecha ha albergado diversos organismos, siempre relacionados con el área fiscal.





Vista c.1924




En el 2007 se realizó un llamado a concurso de proyectos para la recuperación y restauración del edificio.
La idea es transformarlo en un centro que reúna los distintos aspectos del tema tributario y contribuya a su comprensión y difusión.

(Al momento de redactar este post, desconozco en qué estado se encuentran las obras.)




Los novios durante la recepción del Hotel




Curiosidades:


* El "Majestic" fue uno de los primeros hoteles de categoría internacional que tuvo Buenos Aires.

* Su terraza decorada con pérgolas poseía un "roof-garden" de techo vidriado que protegía a los clientes en días de lluvia.
En la elegante confitería allí instalada se ofrecían bebidas inglesas y americanas.

* En 1917, en la cúpula se instaló el primer reflector giratorio de la ciudad.

* En 1910, una multitud se congregó en la terraza con el objetivo de ver atravesar el cielo porteño por el cometa Halley.

* Aquí funciona uno de los cuatro museos que hay en el mundo dedicados a la historia de los ingresos públicos.
Ocupa el quinto piso y comparte su espacio con objetos que recuerdan los viejos tiempos del hotel: los departamentos en los que vivió Nijinsky con Romola, la lujosa vajilla y hasta un gorro de botones que se rescató del techo de un ascensor, al momento de su reparación se pueden observar en las vitrinas.

* Los otros museos se encuentran en Tokio, Bruselas y Jerusalem.

* "Buenos Aires era una mezcla de París, Madrid y Bruselas, en ella existían palacios, construcciones, árboles y plantas de rara belleza..."
(Romola Nijinsky)





Vista durante los festejos del Centenario




Nota del 24-03-2010

Agrego dos miradas del interior del Hotel, enviadas por una lectora fiel y amiga del blog.
Mil gracias Thatiana!!










12 comentarios:

Adrisol dijo...

siempre es un deleite venir a visitarte...tan informada y con ganas de compartir.

felicitaciones!!

besosssssssssssss

DG dijo...

Hola Adri!!

Gracias a vos, "lectora constante" por siempre pasar, mirar y comentar!!

Un beso enorme!!
D.

Gus dijo...

Mira vos, pase por ahi varias veces y ni cuenta me habia dado de la existencia de este edificio. El hecho de la falta de conservacion muchas veces nos hace pasar desapercividos construcciones que son parte de la historia de la ciudad.
Muy buena entrada, te mando un beso.

DG dijo...

Hola Gus!

No sos el único que pasa por al lado de algún edificio y no sabe lo que fue o quién lo habitó.
No solo es la falta de conservación si no también de información, de divulgación.
La única manera de querer, respetar y conservar la ciudad es conociendo sus lugares y su historia, cosa que, lamentablemente, no se hace!

Un beso grande!
D.

Thatiana dijo...

Veo que has subido las fotos. Me alegra un montón colaborar con este lindo blog. Besos

DG dijo...

Hola Thatiana!

No iba a perder la oportunidad de enseñar el interior del Majestic gracias a tus imágenes!

Un gusto y una alegría que disfrutes y colabores con el blog!

Nos mantenemos en contacto!
Besos

maray dijo...

no soy porteña, claro queda por mi portuñol. Pero amo esta ciudad y siempre que puedo y mis combalidas finanzas lo permiten voy para ahí. Me gusto mucho conocer mejor esta ciudad por tus ojos. A mí tambien me agrada mucho la arquitectura pero aquí, en san pablo, la arquitectura no es mas que una disciplina escolar. Todo es olvidado, todo viene abajo por el descaso.
Gracias por tu blog!

besos

Julia dijo...

Un edificio realmente impactante. Era una época en la que los arquitectos e ingenieros cuidaban al máximo cada detalle.
A mi me encanta ver los acabados de carpintería, los forjados, suelos y techos.
Gracias por compartir.
Saludos

DG dijo...

Hola Maray!

Como muchas veces he comentado, me alegro que este espacio sirva para que todos, de por aquí o de por allá, miren la ciudad,la aprecien y, si pueden, vengan a disfrutarla.

Gracias por dejar una mirada!
Un beso
D.

DG dijo...

Hola Julia!

Si, hubo un tiempo en que todo se tenía en cuenta a la hora de diseñar y decorar con arte y buen gusto.
Pero bueno, era otra época y el mundo, también, era diferente!

Al igual que tu, disfruto de mirar lo que mencionas: los trabajos de herrería, de madera, de vidrio y demás... hay casos que merecen una entrada aparte!

Gracias por la visita!
Un beso
D.

Anónimo dijo...

Este edificio me fascinó por más de un motivo y pude escribir un trabajo que fue premiado en un concurso organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y publicado (por si a alguien le interesa leerlo)en la revista Todo es Historia de diciembre de 2001

DG dijo...

Hola Anónimo!

Agradezco la visita y el dato que aportas.
Buscaré tu trabajo y, ten por seguro, que lo leeré!
Un gran saludo!